Su origen se remonta al verano de 1967, con motivo del encuentro, en la playa de Panjón (Vigo), organizado por un grupo de gallegos residentes en Madrid, calificados por “Borobo” como “Madrigallegos”.

La finalidad inicial de la Orden ha sido aunar a los gallegos afincados en Madrid para interrelacionarlos, “ejercer siempre como gallegos…” y apoyar todo lo relacionado con Galicia.

Se pretendía abrir un foro de encuentro, lo más amplio posible, sin limitaciones ideológicas de ningún tipo, para potenciar nuestro orgullo de ser gallegos (tan depauperado en otros tiempos) y solidarizarnos con nuestra tierra, enarbolando la bandera de la galleguidad.

La renuncia expresa a un marco estatutario y a una estructura formal, así como el rechazo de cuotas y donaciones, han constituido una pauta permanente. Sólo nuestro lema “LEMBRANZA E AMISTADE” ha sido suficiente para aglutinar a más de un millar de significados gallegos de todo el mundo.

Esporádicamente, la Orden ha organizado exposiciones de pintores gallegos en Madrid y presentaciones literarias. Sin embargo, el acto más importante que, cada año organiza la Orden, es el CAPITULO GENERAL ORDINARIO, que ha venido celebrando en tiempo de Carnaval, por ser una de las fiestas más entrañables, de encuentro familiar en la Galicia rural. El referido acto puede calificarse como el encuentro más representativo de la galleguidad en la diáspora. En él se dan cita, no sólo los más significados gallegos de Madrid, sino también de otras Comunidades Autónomas, de la propia Galicia y de varios países de Europa y América.

Además del referido encuentro anual, la Orden ha organizado Capítulos Extraordinarios en Santiago de Compostela, cada Año Santo. También celebró Capítulos Extraordinarios en las siguientes ciudades: Río de Janeiro, México DF, Lisboa, Nueva York,  Buenos Aires, Roma y Galway (Irlanda).

Los Capítulos de la Orden son actos de exaltación de la galleguidad y de reencuentro de los gallegos de la diáspora, en torno al tema de la convocatoria: “Galicia y el Mar”, “Galicia y la Música”, “Galicia y la Artesanía”, “Galicia y el Humor”, “Galicia y la Comunicación”, “Galicia y la Calidad”, “Galicia y la Universidad”…

El ingreso de los nuevos miembros de la Orden (cada vez más difícil de conseguir por los centenares de propuestas en espera), es acordado por el Consello de la Orden y supone un reconocimiento al buen hacer como gallegos, pero también supone un compromiso de hacer mas por Galicia.

La parte más solemne de los Capítulos de la Orden es la entrega de los TROFEOS GALEGUIDADE, máxima distinción de la Orden, que otorga cada año a una persona física, a una persona jurídica y a un medio de comunicación social.